Uncategorized

Granada, una ciudad con mucho encanto

Si aún te quedan unos días de vacaciones para salir de tu rutina y desconectar, te propongo una escapada muy completa y recomendable: disfrutar unos días del encanto de Granada. Una ciudad en la que podrás encontrar todos los planes posibles, rodeada siempre de ese ambiente árabe, étnico y chill out que envuelve sus calles.

Si vas a Granada es visita obligada conocer la Alhambra y pasear por sus jardines y alrededores. Es uno de esos lugares que nadie debería perderse, al menso visitarlo una vez en la vida. El encanto de la ciudad y de la Alhambra te harán repetir seguro. Las vistas desde allí son preciosas y tienes toda la ciudad extendida a tus pies, te recomiendo que subas de noche y disfrutes de estas vistas desde su mirador, seguro que te enamora.

La zona alrededor de la Catedral es perfecta para perderte por sus calles, descubrir rincones mágicos y envolverte de ese ambiente árabe que se respira en el centro. Las tiendas de joyas de plata, de complementos, ropa y recordatorios de la ciudad están en cada calle que recorras. Si te gusta el té y las especias, en los laterales de la catedral encontrarás gente vendiendo todo este tipo de . Si tienes la suerte de encontrarte con estos puestos y eres amante del té, uno de mis favoritos es “Sueños de la Alhambra”.

Sé que muchas, al igual que me pasa a mi, no podréis evitar ir a una ciudad nueva y aprovechar, aunque sean 15 minutos para recorrer algunas tiendas y hacer unas pequeñas “compras de recuerdo”. Por la calle principal que sube hacia la Alhambra encontraréis la zona comercial, podéis aprovechar el paseo para “picar” alguna prenda en tu tienda favorita.

Uno de los barrios con más encanto de la ciudad, es el Albaicín, situado en la zona alta de la misma. Calles estrechas, empedradas, en algunas ocasiones cuestas agotadoras, casas blancas y muy acogedoras. La esencia antigua y morisca de la ciudad se encuentra aquí, por eso es otra visita obligada si viajas a la ciudad andaluza. Además, disfrutarás de unas vistas impresionantes de la Alhambra.

Personalmente es una ciudad perfecta en la que no me importaría vivir. Su ambiente, la gente, su historia, puedes disfrutar de la playa o de la montaña siempre que quieras… sólo encuentro palabras positivas para describirla, es una ciudad que enamora y a la que siempre quieres volver.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *