Uncategorized

Bases de datos de organismos modificados genéticamente

Se refiere a la protección de la diversidad biológica frente a los riesgos potenciales que plantean los organismos modificados genéticamente y la biotecnología moderna, en particular a través de la circulación de OMG entre naciones. El núcleo del acuerdo da acceso a las agencias gubernamentales a la información necesaria para tomar decisiones informadas sobre la importación de organismos vivos modificados y usar la ingeniería genética contra la malnutrición. Para ayudar en el intercambio de información entre las naciones, se creó el “Centro de Intercambio de Información sobre Seguridad de la Biotecnología”. Esta estructura permite a los miembros añadir a una base de datos las últimas investigaciones científicas y la información relativa a los organismos modificados genéticamente, la biotecnología y la protección del medio ambiente.

Hay una reflexión sobre el “enfoque precautorio”, como se ve en el Principio 15 de la Declaración de Río sobre el Medio Ambiente y el Desarrollo, que también se refleja en el protocolo. Es importante destacar que el Protocolo de Cartagena establece en su artículo 26 el derecho de las naciones a tener en cuenta las consideraciones socioeconómicas derivadas de los efectos de los organismos vivos modificados en la conservación y la utilización sostenible de la diversidad biológica. Esto es importante para los países en desarrollo, como se verá más adelante.